jueves, 8 de octubre de 2015

EMOCIONES. Inicios.



  Las emociones en los Tea son complicadas, no porque no sientan, harta estoy de oír eso, sino porque tienen dificultades, primero para reconocerlas (a sí mismo y a los demás) y luego expresarlas. Pero eso no es sinónimo de no sentir, para nada, sienten mucho, pero hay que enseñarles a que las reconozcan, expresen y canalicen.


 Intentar resumir el trabajo de Marc en este tema me resulta complicado, porque han habido muchos disparos a la nada, a muchos kilómetros de la diana, pero a día de hoy ya vamos bien encaminados. Así que nombraré sólo los pasos que si han funcionado.


 1-Lo primero fue reconocer, mediante imágenes reales, cómo estaba la persona de la foto, sólo con tres emociones: Contento, triste, enfadado. Puesto que no hablaba aún su respuesta debía de ser entregando el pictograma correspondiente.

 2-Una vez que no fallaba en el anterior, frente a un espejo, intentar imitar dicha emoción, poniéndole énfasis en las cejas y la boca.

También se trabajó con dibujos, sus preferidos, el Tren Thomas y jugábamos a este Memory de Emociones.


Los 2 puntos anteriores no fueron complicados, lo complicado vino en estos 2 próximos objetivos:

 3-Reconocer en personas las emociones.

 4-Reconocer a sí mismo la emoción, su estado de ánimo.

 Aquí hubiese sido perfecto trabajar la Teoría de la Mente para empujarle, pero además de que era muy pequeño, encima no tenía lenguaje y la comprensión no estaba como para trabajar este tema aún.

 Así que empecé con un machaque absoluto del tema, cuando veía que algo le hacía reír, “¿Cómo estás? ¡Estás contento!”. Y a enseñarle rápidamente el espejo, ese espejo que siempre iba en el bolso al igual que la carpeta de comunicación, el papel y boli.....mmm, se me está ocurriendo una entrada “Bolsos de mamás de niños con Tea”, las que los tenemos ya sabemos el tamaño del mismo y todos los artilugios que llevamos en el :)

 Pues así con todo, con él mismo y con los demás. Que una nena se caía en el parque....”¿Cómo está la nena? Está triste..
(Cuando lo reconoció ya introducí el POR QUÉ, “la nena está triste porque se ha caído y tiene pupa”)

 También le puse en su Panel de Actividades Diarias, el Semáforo de las Emociones, leer la entrada aquí.


El punto 3 se superó pero en el 4 me encontré con un problema, que fue que si Marc no estaba contento era negativo, cualquier emoción que no fuese estar contento era como si lo estuviese haciendo mal, con lo cuál se sentía frustrado. Pero ahí ya sigo en la siguiente entrada porque le he dado en el clavo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada